El 11 de mayo pasado el sonido de una explosión sacudió a los vecinos de la calle Manuel García, en Puerto Madryn. Una de las viviendas, de precaria construcción, estaba siendo consumida por las llamas, y dentro de ella se escuchaban los gritos de un joven. sin dudarlo, los vecinos ingresaron a la propiedad y lo rescataron. 

Joaquín Bais tiene 15 años. Según contó, había intentado prender una salamandra con kerosene. Sufrió quemaduras en el 60% de su cuerpo y su estado eran tan delicado que fue trasladado en avión sanitario a Buenos Aires

La comunidad futbolística de Comodoro y Puerto Madryn se movilizó para juntar fondos para que su familia pueda afrontar los gastos asociados a su tratamiento.

Hoy, a casi dos meses del accidente, Joaquín se recupera favorablemente de las lesiones que el fuego le provocó. Luego de pasar todo este tiempo en Terapia Intensiva, su vida ya no corre peligro por lo que será trasladado a una sala común. 

Según se supo este lunes, la semana pasada finalizaron los trabajos de reconstrucción y de injertos en brazos y manos, y quedan pendientes prácticas de retoques en los lugares injertados. Además, ya ingiere líquidos por boca y próximamente podrá comenzar a tomar su alimento de la misma manera.

Jorge Horacio Arias