Un hombre fue denunciado por ir a vacunarse contra el coronavirus usando un brazo de silicona para obtener el pase sanitario. El hecho ocurrió en Italia y el tramposo, de 50 años, fue denunciado por engaño.

La enfermera a cargo de vacunarlo notó que el hombre exhibió un brazo con una silicona muy parecida a la piel, que abarcaba desde el hombro al músculo deltoides, donde se inserta la aguja.

Al principio creyó que el hombre había sufrido una amputación y le había presentado el brazo equivocado, así que para no ponerlo en una situación incómoda, le pidió el otro, explicó la sanitaria, Filippa Bau, al Corriere della Sera.

Al ver que le enseñaba un brazo de silicona "exactamente igual que el otro" comprendió que el hombre estaba intentando engañarla para que le suministrara el fármaco en un brazo falso.

"Me di cuenta, en un instante, de que el hombre que tenía delante estaba tratando de eludir la vacunación mediante una prótesis de silicona en la que esperaba que yo, sin saberlo, le inyectara el medicamento", manifestó.

Tras el papelón, el hombre quiso convencerla de pasar el hecho por alto y continuar con la farsa. La enfermera se negó y hizo llamar a sus superiores. Finalmente, reconoció que les había intentado engañar para conseguir el nuevo certificado sanitario reforzado que sólo pueden tener las personas vacunadas o que hayan pasado la enfermedad y que desde el lunes próximo será necesario para poder acceder al interior de bares, restaurantes, locales de ocio y edificios públicos.

Las autoridades sanitarias locales presentaron la denuncia a los carabineros, dando aviso a la Fiscalía.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!