BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un insólito hecho se produjo en las últimas horas en Buenos Aires, luego de que un preso que había sido beneficiado con las salidas transitorias no regresara el penal y subiera una selfie con la esposa de su compañero de celda.

Se trata de Alejandro Claudio Guerrero, 'el pastor', quien se encontraba detenido en la Unidad 32 de Florencio Varela, era referente del sector evangelista y tenía no más de 48 horas para disfrutar de su libertad. Sin embargo, prefirió no regresar al penal y acompañar su decisión con otra polémica acción.

Ya prófugo de la Justicia Guerrero subió una foto a su estado de Whatsapp recibiendo un beso en la mejilla de la esposa de uno de sus compañeros de celda.

Según relataron dese el interior del pabellón de evangelistas, los "hermanitos", como se conoce a los integrantes de esa sección, recibieron con enojo la noticia y 'le harán pagar la traición'. Además, presos de las unidades de Lomas de Zamora, San Martín, Olmos, La Plata y Florencio Varela ya dejaron sus mensajes en el celular de 'el pastor'.

"Sustraía bolsos, billeteras. Tiré muchas personas a las vías, para robarles. Al que se resistía, lo empujaba del tren. No sé si alguno habrá muerto", había admitido el prófugo dos años atrás en diálogo con Telefé Noticias respecto a por qué estaba detenido.

Y sumó: "Yo quería morirme. Estaba en la calle a la edad que tenía que estar en el colegio, el club y con mi familia. Lo más doloroso que viví en el tren fue ver a un nene de mi edad con su papá y su mamá. Verme en mi situación, me mató de impotencia".

Además, confirmó que llegó a matar y que su carátula es "robo calificado y portación ilegal de arma de guerra".

Alejandro y Johanna, como se conoce a la mujer con la que subió la foto, se habían conocido durante las visitas que la mujer le hacía a su compañero de celda. Luego de su traslado a Florencio Varela tras los motines en la Unidad 9 de La Plata siguieron en contacto, y Guerrero le pidió a ella dejara fijar la dirección de su casa de José C. Paz ante su Juzgado, dado que este es un requisito para quienes están a punto de recibir el beneficio de la salida transitoria.