Un caso de muerte por COVID sacudió en las últimas horas a Inglaterra, luego de que se conociera el deceso de una mujer que se contagió la única vez que salió de su casa durante el confinamiento.

Shreece Ford, de 26 años y oriunda de Birmingham, padecía de diabetes y entendió que la mejor forma de evitar complicaciones ligadas a la pandemia sería un confinamiento extremo hasta que la situación mejorara.

Sin embargo la suerte no estuvo de su lado, y la única vez que abandonó su hogar contrajo el virus que le produjo la muerte el pasado 8 de octubre.

En base a los reportes la mujer había permanecido toda la crisis sanitaria en su hogar, solo saliendo en casos muy excepcionales.

Fue así que a finales de septiembre decidió salir a comer con su novio, en una fecha en la que su familia cree que por algún motivo se contagió, falleciendo días después en un hospital de su ciudad.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!