MÉXICO DF (ADNSUR) - Dos hombres de 30 años pudieron vacunarse contra el coronavirus tras disfrazarse de ancianos. Sin embargo, los descubrieron y terminaron presos. 

El insólito hecho ocurrió en un puesto de vacunación de la Marina, en el sector de Coyoacán, donde se encontraban vacunando a mayores de 60 años, según Cristina Cruz, funcionaria de la alcaldía.

Fue entonces cuando llegaron los hombres, de 30 y 35 años, con el pelo pintado de blanco, con tapabocas y caretas de plástico, según informó Clarín.

Los hombres presentaron documentos de identidad falsos y lograron ser vacunados, pero cuando tuvieron que hablar con una mujer fueron descubiertos. "Una compañera se dio cuenta por la voz de que no coincidía (con la de un anciano), y entonces fue cuando se llamó a las autoridades", relató Cruz, según detalló el portal de noticias UNOTV. 

"Los dos están detenidos con prisión justificada", dijo la alcaldesa Claudia Sheinbaum. Ahora enfrentan cargos por usurpación de identidad.

En México empezó la vacunación contra el coronavirus el pasado 24 de diciembre con el personal de salud que enfrenta la pandemia, y actualmente se centra en las personas de la tercera edad, con lo cual el gobierno espera reducir las muertes un 80%.