Al menos siete personas murieron, 31 resultaron heridas y otras 20 se encuentran desaparecidas luego de que una pared rocosa de un cañón se derrumbara sobre tres lanchas con decenas de turistas a bordo en el Lago de Furnas, una comarca turística del estado brasileño de Minas Gerais, ubicada a 290 kilómetros de su capital Belo Horizonte.

La escena del derrumbe fue filmada por otras embarcaciones vecinas y rápidamente divulgada por las redes sociales y los medios, en medio de una conmoción nacional por el tamaño de la tragedia.

El coronel de bomberos Edgard Estevo informó a los medios que siete personas murieron ahogadas y aplastadas por la roca que se precipitó al lago que aún no fueron identificadas y que según los cálculos de las empresas de paseos turísticos de Capitolio todavía hay 20 desaparecidos. Otras 31 resultaron heridas y se recuperan hospitales de la región.

EL MOMENTO DEL ACCIDENTE 

Tweet de O Tempo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, informó que la Marina está participando de la búsqueda de desaparecidos en uno de los lagos más importantes tanto para el turismo como para la generación de energía de gran parte del país.

Los videos con la escena del deslizamiento muestran qeu desde otras lanchas se les estaba avisando a las embarcaciones cercanas a los muros del cañón que estaba ocurriendo un derrumbe, pero el alerta no llegó a tiempo.

En la zona había unas 20 embarcaciones con turistas, sobre todo porque el lago recibe visitas los fines de semana.

La tragedia ocurrió horas después de que Nova Lima, en el Gran Belo Horizonte, sufriera inundaciones y avance descontrolado del agua luego de que desbordara, por exceso de lluvias, el dique de desechos de una mina de hierro.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!