CANADÁ - Un alce sorprendió a una familia entera al meterse a escondidas al patio de una casa y ponerse a nadar en la pileta. El hecho se produjo mientras el dueño dormía en el interior.

”Miré por la ventana y ahí estaba, intentando salir de la pileta. Al ver lo que estaba pasando la desperté a mi mujer y le dije: ‘Hay un alce nadando en la pileta’”, relató el dueño de casa en diálogo con medios locales.

El hecho sucedió en un tranquilo barrio en Ottawa, Canadá cuando un alce hembra de 360 kilos irrumpió en la casa de Paul Koch y se tiró a la pileta ”como si fuera su casa”.

Al ver la situación y luego de alertar a su familia, Koch hizo el llamado al Ministerio de Recursos Naturales y a la policía local para que, juntos, logren sacar al animal de la pileta y devolverlo a su hábitat.

No obstante, conforme pudo confirmar la familia y los efectivos policiales que acudieron al lugar, el animal nadó hasta la parte baja de la pileta, salió por sus propios medios y se alejó de la vivienda.

Por su parte, la policía de Ottawa confirmó a través de Twitter que el animal no tuvo que ser sedado para lograr inmovilizarlo y pudieron trasladarlo sin problemas a su hábitat natural. ”¡Buenas noticias! El alce hembra que fue encontrada nadando en una pileta esta mañana ya se encuentra en su hábitat natural. No fue necesario inmovilizarla”.