Un adolescente de 17 años caminaba por la calle Hyde Mews de la ciudad de Christchurch, en el sur del Reino Unido, cuando parte del muro lateral de una casa se desplomó frente a él y se salvó de milagro.

La escena fue registrada por la cámara de seguridad de una vivienda cercana.

El joven, que vivió una situación límite, se ve en el video como sigue su camino casi sin sobresaltos, aunque luego declaró que "estaba shockeado", y no sabía en realidad lo que había ocurrido". "Estaba realmente muy nervioso", aseguró.

Toda la dramática secuencia quedó grabada por una cámara de seguridad de una vivienda vecina. Al comienzo se puede ver cómo el fuerte viento azota un árbol. En paralelo, un hombre se aproxima hacia la casa cuando todo cambio en un abrir y cerrar de ojos.

En ese instante, la parte lateral del techo se desmorona sobre un auto estacionado en la calle. Nadie resultó herido. Sin embargo, el auto que estaba estacionado frente a la casa que sufrió graves averías.

Con información de BBC y La Nación