BUENOS AIRES (ADNSUR) - El 23 de enero de 1989, 47 miembros del Movimiento Todo por la Patria (MTP) ingresaron por la fuerza al cuartel militar de La Tablada con la intención de tomarlo y apropiarse de armamentos. Todo terminó con un combate que se extendió durante dos días y que finalizó con la rendición de los atacantes y 32 guerrilleros, nueve militares y dos policías muertos. 

Ese día a las 06:30, el grupo de ataque logró el efecto sorpresa y, debido a la escasa presencia de personal militar, pudo ocupar la guardia, la plana mayor y el casino de suboficiales, donde retuvo a un importante número de rehenes.

Integrantes de la Policía de la provincia de Buenos Aires y de la Gendarmería Nacional pudieron recuperar el cuartel, en lo que fue “el desafío más grave y decisivo” del gobierno de Raúl Alfonsín, según él mismo lo definió. 

Los agentes que perdieron la vida fueron el mayor Horacio Fernández Cutiellos, el teniente Ricardo Alberto Rolón, el sargento ayudante Ricardo Raúl Esquivel, el sargento Ramón Orue, el cabo primero José Gustavo Albornoz, el soldado clase 69 Julio Grillo, el soldado clase 69 Roberto Tadeo Taddía, el soldado clase 69 Martín Leonardo Díaz, el soldado clase 69 Héctor Cardozo, el comisario inspector Emilio García García y el sargento José Manuel Soria.