En las últimas horas se difundió el deceso de una joven sanjuanina de 32 años, que se contagió de coronavirus con 40 semanas de embarazo y tras una larga ducha por su vida falleció.

Ante la complejidad de su cuadro, tuvo que ser sometida a una cesárea de urgencia. Después de 14 días de dar a luz, falleció este sábado en Viedma.

Según relató la familia de la víctima en las redes sociales, la mujer dio positivo de coronavirus poco antes de tener a su bebé. 

El pasado 25 de diciembre, durante la Navidad, los médicos decidieron someterla a una cesárea de urgencia, debido a que comenzó a sufrir falta de oxigenación.

Señalaron que su beba nació sin ningún inconveniente de salud, pero la joven quedó internada en grave estado y finalmente murió.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!