Junto a las provincias de la región, Chubut trabaja en la protección de la Marca Patagonia, reconocida a nivel mundial por sus altos estándares de excelencia con el objetivo de defender la competitividad de los productos de origen.

“La marca Patagonia es una política de Estado que busca posicionar a la región en el contexto nacional e internacional mediante sus factores diferenciales, sus tradiciones, cultura, productos, entre otros”, explicó el ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, Leandro Cavaco. Y agregó: “hoy sucede que existen productos de otros países que la están utilizando y no tienen ninguna relación con nuestra zona. Se está sacando provecho una imagen marca en perjuicio de nuestros productos”.

MARCA PATAGONIA 

En junio el gobernador Mariano Arcioni rubricó el convenio junto a mandatarios de la región y el titular del CFI para brindar la asistencia técnica y financiera para la creación, registro e implementación de la marca territorio Patagonia Argentina que incluirá logo institucional, video, dossiers digitales en diferentes idiomas, creación de una página web donde se consolide toda la información realizada por la región junto con la oferta exportable unificada, tanto de productos, servicios y turismo, además material promocional para reuniones con autoridades de alto nivel, entre otras propuestas.

“Cuando surgió esta idea entre los gobernadores de la Patagonia, fue unánime la decisión de avanzar con ello, pero lo que necesitábamos era fortalecer la marca para poder trasladarla a todos los lugares del mundo. Hoy se habla de la Patagonia, pero no teníamos ni la unidad ni la identidad propia de toda la región”, aseguró Arcioni.

En este sentido, Chubut junto a representantes de la región patagónica solicitaron la reducción en los derechos de exportación de las lanas procesadas, teniendo en cuenta la importancia que tiene el sector en la economía regional, ya que el 71% de la producción argentina se origina en la Patagonia, con una producción monocultivo de 30.000 toneladas anuales de lana sucia y 7.500.000 de ovinos.

Como resultado, el Gobierno Nacional, a través del Decreto 410/21 modificó los derechos de exportación del rubro lanas, entre otros, otorgando una baja en la retención de lana y pelo fino u ordinario, cardados o peinados (incluida la «lana peinada a granel»), lana peinada y tops de 4.5 % al 3 % a partir del 28 de junio.

Actualmente, se gestiona la compensación por lo que se abona en concepto de zona desfavorable y la necesidad de evaluar los costos de producción de la zona sur del país, así como también los reembolsos a las exportaciones que se realicen por puertos patagónicos.