TRELEW -  Este viernes al mediodía, personal policial recibe una llamada de alerta de una vivienda de calle Formosa al 800: una mujer se había atragantado mientras almorzaba y no podía respirar. 

El móvil policial salió inmediatamente al lugar y constató que efectivamente una mujer de 63 años se estaba asfixiando. En ese momento, el cabo Lucero realizó maniobras de reanimación y logró desobstruir las vías respiratorias de la mujer, quitando el objeto que le impedía respirar.

Asó, logró estabilizarla hasta la llegada de la ambulancia, a cargo del doctor y director del hospital de Trelew, Matías Castiñeira, quien felicitó al agente policial por su acertada intervención, reseña Jornada.

Castiñeira sostuvo que, de no haber actuado con la efectividad y premura que lo hizo el cabo Lucero, la mujer podría haber muerto por asfixia.