CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Carmen Barbieri, que había sido trasladada a terapia intensiva por COVID-19, está intubada y en coma farmacológico.

Su hijo Fede Bal todavía no logró verla y está muy angustiado, ya que durante la noche su mamá había presentado una leve mejoría, pero esta mañana todo empeoró, informó TN.

Marcelo Polino fue el primero en encender las alarmas sobre el estado de salud de Barbieri. Este sábado dio detalles de su internación en su programa de Radio Mitre después de hablar con el hijo de la artista.

“No la puedo caretear, estamos chequeando la información. Hablé con Fede y Carmen se complicó, está en coma farmacológico en este momento. Empecé a chequear con Adrián Pallares y con otros colegas; pero hablé con Fede y sí, se ha complicado un poco Carmen, está en coma farmacológico e intubada”, había dicho Polino en su ciclo radial.

Luego le hizo un importante pedido a la audiencia: “Yo sé que él público de esta radio es muy creyente y la quiere a Carmen. Recemos, mandemos buena energía, la buena vibra llega. Esto es shockeante. Va a estar bien. Están en buenas manos en la clínica”.

Este viernes, Fede Bal sostuvo que había que esperar a cómo evolucionaba. “Recién conocí a dos médicos de la terapia. Está tranquila, pasó bien la noche, pero no hay mucha mejora. Hay que esperar”, indicó a través de un audio de WhatsApp que le hizo llegar a Polino.

Hace una semana que la capocómica se encuentra internada. La artista se había hisopado después de haber tenido contacto con Sol Pérez, que dio positivo después de una reunión por la segunda temporada de MasterChef Celebrity. Su cuadro se agravó por una neumonía bilateral y fue trasladada a terapia intensiva.