COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El gerente operativo de la SCPL, Fernando Lebrún, destacó que el acuerdo con Cammesa por la deuda hasta 2016 “mejora nuestra situación económico financiera”. Sobre la deuda mantenida con la mayorista de energía desde 2016 hasta la actualidad, explicó que realizan gestiones ante Nación para acceder a “alguna quita o plazos” de pago. Además, confirmó en Actualidad 2.0 que solicitaron un aumento del servicio de agua potable del 23% y en bloque y explicó que “si las actualizaciones tarifarias no acompañan estos saltos se generan desfasajes financieros imposibles de cubrir” por la cooperativa. No obstante, descartó la posibilidad de iniciar un reclamo administrativo. “Fue materia de análisis con asesores legales, pero no está en le animo de la cooperativa iniciar esa vía”, aclaró.

Explicó que “el 85% de las distribuidoras se endeudó con Cammesa antes de 2016 porque había una orden de no poder ajustar los cuadros tarifarios, lo que hizo que el negocio se torne inviable y la prestación del servicio, muy difícil. Por eso Cammesa estableció planes de pago muy accesibles para lograr que las distribuidoras endeudadas por periodos anteriores a enero de 2016 pudieran cerrar acuerdos. En este caso particular, llevamos un tiempo gestionando cuestiones particulares y en base a esto se logró cerrar un acurdo de pago que en general es beneficioso porque la tasa de financiación es muy baja. Se logró una quita de intereses de 109 millones”, especificó.

Destacó además que se acordó una tasa fija del 10% anual de interés y dijo que el acuerdo “nos mejora mucho la situación económico financiera y nos da cierta previsibilidad sacándonos urgencia porque toda esa deuda era exigible”.

“Desde noviembre estamos pagando la factura mensual de Cammesa pero nos quedó un bache financiero posterior a 2016”, detalló y explicó que Cammesa informó que llevaban 41 meses sin pagar la factura previo al acuerdo que se llevó a cabo a fines de febrero.

Sobre la deuda de 2016 hasta la actualidad, explicó que “estamos gestionando con Nación para que comprendan que toda esta acumulación de deuda ocurrió en el marco de un evento climático sin antecedentes –por el temporal de marzo pasado- para ver que quita o qué plazos podemos conseguir y que nos acompañen”.

AUMENTO DE TARIFAS

En relación con el pedido de actualización tarifaria al Concejo, dijo que “ante la necesidad de cubrir los costos de prestación de servicios, la norma prevé este tipo de aumentos en la energía mayorista” por lo que “hicimos los pedidos de actualización tarifaria en diciembre para la energía eléctrica y ahora en febrero para agua potable”.

Afirmó que son de un 35% (en dos tramos) y un 23% en el costo del agua potable, que tiene ver con el aumento del agua en bloque. “La urgencia tiene que ver con que los aumentos en el mercado mayorista son inmediatos y necesitamos cubrirlo. Si no acompañan estos saltos las actualizaciones tarifarias se generan desfasajes financieros imposibles de cubrir” por la cooperativa.

No obstante, descartó la posibilidad de iniciar un reclamo por vía administrativa. “Elevamos en tiempo y forma pedidos de actualización tarifaria y estamos a la espera de que sea tratado. El avance en un reclamo administrativo ha sido materia de análisis con asesores legales, pero no está en le animo de la cooperativa iniciar esa vía. El tema es que es muy difícil mantener la ecuación económica financiera si no hay un procedimiento ágil para acompañar los aumentos de los ítems que no manejamos ni el concedente ni el concesionario”, que son los que tienen que ver con el precio de la energía o el agua en términos mayoristas”.

Precisó que la incidencia por el aumento de la factura de Cammesa es de “26 millones de pesos por mes desde marzo. Estamos con una factura que llega a los 60 millones de pesos el mes próximo. Son aumentos muy importantes e imposibles de cubrir si no se actualizan las tarifas a asociados”, lamentó Lebrún.