RÍO GALLEGOS (ADNSUR) -   El Ministerio de Salud de Santa Cruz se encuentra tomado por un grupo de enfermeros que fue contratado por la pandemia de coronavirus. Las autoridades denunciaron que quisieron dañar el sistema de refrigeración de las vacunas y por ello,  se decidió suspender la distribución de dosis hacia las localidades.

Los trabajadores reclaman la incorporación al sistema de Salud de manera efectiva, la disminución de la carga horaria y la contabilización como dobles las horas trabajadas los días domingos en base a la Ley de Contrato de TrabajoDesde el gobierno provincial les informaron que no es posible para el Estado contratar a personas cuando no hay una demanda real que en su momento sí existió por la demanda de casos.   

En ese marco, el jueves por la tarde tomaron el edificio del Ministerio de Salud en la ciudad de Río Gallegos donde aún permanecen.

El Gobierno santacruceño decidió suspender la distribución de las dosis a todas las localidades luego de que  grupo amenazará con llevar a cabo un boicot contra las dosis que Santa Cruz, afectando la refrigeración de los equipos del Hospital de Río Gallegos, indicó La Opinión Austral. 

Al respecto, e secretario de Estado de Salud, Germán Aballay,  confirmó que “por estas horas el edificio del Ministerio de Salud se encuentra tomado por personas que cortaron la ruta nacional 3 y se metieron a través de acciones de intensa violencia”. Y destacó que no son trabajadores agremiados y que creen que “representan intereses personales o quizás vinculados con la oposición política”.

Aballay  denunció actos de gravedad por parte de estos trabajadores, como por ejemplo,  “ un hecho de absoluta imprudencia y negligencia”,  fue cuando “intentaron sabotear el proceso de vacunación del personal esencial cuando se estaba vacunando a los policías, y no contentos con eso fueron al hospital y originaron destrozos dentro del Departamento de Enfermería”.