MÉXICO - Pablo Manuel Fustec, un actor francés radicado en México, dio su vida para intentar salvar uno de sus perros que estaba en peligro.

Fustec adoraba a sus mascotas más que a nada en este mundo. El actor de teatro no salía de su casa si no podía hacerlo con sus tres perros. Fue así que no dudó en saltar tras una de ellas cuando cayó a un yacimiento de aguas termales de azufre mientras paseaban en un sector del estado de Zinapécuaro, Michoacán.

Saltó a un pozo de azufre para salvar a su perro y murió por las quemaduras

Los resultados de la acción fueron trágicos. Fustec resultó con el 70% de su cuerpo quemado y tuvo que ser trasladado de urgencia a un centro médico donde intentaron salvarle la vida.

Por varios días, Pablo luchó contra sus quemaduras y se aferró a la vida, pero desgraciadamente el pasado 6 de julio falleció tras sufrir un paro cardíaco.