Vialidad Nacional adjudicó a Cristóbal López la reparación de la ruta 3 entre Caleta y Ramón Santos. La justicia ordenó un plan de reparaciones por algo más de 400 millones de pesos. La licitación de la autovía, por casi 10.000 millones, está prevista para el 15 de octubre. 

La nueva licitación que fue publicada recientemente en el Boletín Oficial, se divide en dos tramos, que totalizan entre ambos casi 10.000 millones de pesos: 6.743 millones para realizar la autovía de 4 carriles desde Ramón Santos hacia el acceso a Caleta; y 3.251 por el trayecto desde Ramón Santos hacia Rada Tilly. Es notable el monto de actualización del proyecto: en 2016 había sido adjudicado a CPC por 1.700 millones de pesos, mientras que ahora el presupuesto oficial se inicia, 5 años después, con un valor que resulta en casi un 500 por ciento más elevado.

Algunos observadores del ámbito empresario no dejaron de advertir incluso que para el año próximo la asignación es de 2.600 millones de pesos, pero se prevé solamente un 3 por ciento de ejecución de la obra en ese período, que tiene plazo para ser finalizada hasta 2025, según el proyecto de presupuesto 2022.  Por eso hay gran expectativa por conocer a quién adjudicará el gobierno de Alberto Fernández la mega obra, que tiene una larga historia de frustraciones y sobreprecios: con ese argumento se le rescindió el contrato a Lázaro Báez en 2016, ya que los 1.700 millones de pesos que costaba la obra en ese año representaban (en proporción) bastante menos que lo abonado hasta ese momento al dueño de Austral Construcciones, con porcentajes de avance de obra inferiores al 25 por ciento. 

Claro que la obra con López tampoco tuvo avances ni concreción. Según aduce el empresario, ahora fortalecido tras el período adverso que tuvo durante el gobierno de Macri, la obra se paralizó por el temporal de abril de 2017 y cuestionó que el proyecto licitado no tenía relación con la obra a realizar. Desde Vialidad Nacional, el entonces presidente Javier Iguacel adujo que había demoras y en el proyecto y aplicó multas sucesivas, que alcanzaron los 100 millones de pesos de aquel año, mientras que luego se inició el proceso de quiebra de Oil Combustible y el encarcelamiento de López.

Ahora, de la mano del gobierno kirchnerista, la AFIP le ha adjudicado un plan de pago de la deuda por impuestos correspondientes a la venta de combustibles, con una financiación que en distintos ámbitos es señalada con un costo inferior a la inflación actual. 

En el marco de esa revitalización del empresario local, ya hay apuestas en torno a quién será el ganador de la licitación el próximo 15 de octubre, incluso con algunas bromas escuchadas en círculos empresarios. “Cristóbal asegura que esa obra le corresponde a su empresa, porque según él fue perseguido por el gobierno anterior”, se escucha en algunos círculos de la ciudad.

Mientras tanto, se conoció en las últimas horas que Vialidad Nacional le adjudicó un proyecto de reparación de la traza actual de la ruta 3: se trata de un reclamo formulado por un particular para que el organismo nacional acondicione el trayecto entre Ramón Santos y Caleta Olivia, por lo cual se fijó un presupuesto de 427 millones de pesos. 

Algunos creen que podría tratarse de un “aperitivo” para la gran final: el proyecto, de vital importancia para 5.000 vehículos que circulan a diario en condiciones que ponen en riesgo la vida de otras tantas personas, significa menos del 5 por ciento de la obra que será objeto de una nueva batalla por la obra pública, aunque el final parece bastante anunciado.