Rusia probó una forma de aerosol nasal de su vacuna contra el coronavirus Sputnik V que es adecuada para niños de 8 a 12 años, y planea lanzar el nuevo producto en septiembre.

Alexander Gintsburg, quien dirige el Instituto Gamaleya que desarrolló la vacuna rusa, explicó que el aerosol para niños usa la misma vacuna, “solo que en lugar de una aguja, se coloca una boquilla”. Además, adelantó que esperan contar con este nuevo desarrollo para el 15 de septiembre. 

Los investigadores probaron la vacuna en niños de entre 8 y 12 años y no hallaron efectos secundarios entre el grupo de prueba, ni siquiera aumentos de la temperatura corporal.

“Estamos inoculando a nuestros pequeños (pacientes) por vía nasal, solo estamos administrando la misma vacuna como un aerosol nasal”, precisó Gintsburg, sin dar más detalles sobre el estudio, como cuántos niños participaron.

El desarrollo de la campaña de vacunación en el mundo está alcanzando a los menores de edad. China se prepara para vacunar a niños a partir de tres años, convirtiéndose así en el primer país del mundo en inmunizar a los más pequeños.

Un portavoz del laboratorio Sinovac, que produce uno de los tres inyectables autorizados en el país asiático, indicó que su inmunizante Coronavac podría distribuirse a los menores.

"Se aprobó (el uso de) la vacuna de Sinovac estos últimos días para los 3 a 17 años", declaró sin precisar cuándo se administrarían las primeras dosis. La farmacéutica finalizó sus pruebas clínicas en niños y adolescentes, cuyos resultados debe publicar la revista británica The Lancet, agregó.