PUERTO MADRYN (ADNSUR) - En su historia personal, Sepúlveda contó que nació en Trelew donde cumplió sus estudios en escuelas públicas de los niveles Primario y Secundario. Tiene 4 hermanas. “Mi madre falleció de cáncer cuando yo tenía 2 años, mi padre tiene 83 años y vive ahora en Trelew. Él trabajó mucho en el campo. De chicas, vivimos en distintos lugares porque alquilábamos casas. Todas nosotras hicimos nuestro camino vinculados a alguna profesión. Una de mis hermanas es Lic. en Enfermería en el hospital de Madryn y otra es policía y ya está próxima a jubilarse” repasó.

Cuando menciona a su padre, se la nota conmovida pero también agregó “fue muy importante el acompañamiento de nuestros abuelos maternos que fueron el sostén en nuestra crianza. Si uno mira para atrás, si te focalizás en tener objetivos y estudiar, en la vida vas a tener oportunidades para crecer. Nosotros venimos de una familia trabajadora y nosotros buscamos la posibilidad de superarnos. Actualmente, vivo en Puerto Madryn, estoy casada y tengo una hija de 5 años”.

“Una se transforma en asesora financiera o en una buena colaboradora para los clientes”

“Me recibí como ‘contadora pública’ en la Universidad Nacional de la Patagonia. En la década de los ’90, ingresé al Banco como ‘pasante’ en la ‘Casa Matriz’ de Rawson y –con el paso de los años- quedé en Planta Permanente donde hice toda mi carrera” agregó.

“En la época de la crisis económica del 2001, 2002, estuve en la Gerencia Comercial. Luego estuve en Gerencias de Riesgos y de Auditoría. Luego empecé a desarrollé mi trayectoria en distintas sucursales. En ese camino, estuve en la sucursal Puerto Madryn y también en Comodoro Rivadavia. Luego volví a la ‘Banca Empresa’ en Madryn hasta llegar –nuevamente- a la ‘Casa Matriz’ de Rawson donde volví a tomar la ‘Gerencia de Riesgos’. En las sucursales, se atiende al cliente y se direcciona la asistencia financiera que el Banco tiene. Uno se transforma en un ‘asesor financiero’ o un buen colaborador para los clientes” subrayó. 

Roxana Sepúlveda marca la nueva impronta de género del Banco del Chubut

“El Banco destaca la condición humana y la relación personal con el cliente para escuchar sus necesidades y ofrecerle un plan que le convenga para sus proyectos de ampliación de su casa, cambio de vehículo, nuevos emprendimientos entre otras cuestiones que les pueden cambiar su calidad de vida” valoró.

A lo largo de su carrera, Sepúlveda destacó “a los créditos hipotecarios para las viviendas porque se viven muchas satisfacciones. Me tocó firmar muchos créditos. Detrás de cada una de esas operaciones, hay una historia y muchos proyectos. Es el tipo de operatorias que trae aparejadas más emociones”.

Los desafíos del cargo

“Cuando me propusieron venirme a trabajar a Rawson nuevamente, lo charlamos con mi marido porque tenemos una hija chica de 5 años y sabíamos las consecuencias de tener que viajar todos los días desde Madryn a Rawson. Pero entendemos que somos empleados de la Institución -que cuando te necesitan en un cargo diferente- tenés que darte la oportunidad. Pertenecemos a una Institución prestigiosa y tenemos que valorar el trabajo que tenemos. Hay que arriesgarse a tomar nuevos desafíos” afirmó. Recordemos que llegó a este cargo recientemente por decisión de la nueva gestión que conduce Javier Alvaredo. 

Roxana Sepúlveda marca la nueva impronta de género del Banco del Chubut

“El Banco siempre acompaña a sus clientes”

“Somos conscientes como entidad -con presencia en toda la provincia- que tenemos que acompañar y sostener las actividades económicas tanto del gran empresario como del pequeño comerciante y la totalidad de los trabajadores públicos. El Banco está presente con un abanico de líneas de crédito muy beneficiosas comparadas con las tasas que están en el mercado. Uno no tiene que aislarse de la realidad financiera y económica que atraviesa la Argentina. Aún –en esas circunstancias- el Banco tiene productos muy beneficiosos que permiten al empresario, al pequeño comerciante y a los ciudadanos en general a ayudarlos en sus proyectos o a recomponer sus situaciones financieras. A lo largo de su historia, siempre el Banco siempre acompaña a sus clientes. No somos una entidad que esté ajena a la realidad de la provincia” completó Roxana Sepúlveda, actual Subgerente General Comercial del Banco del Chubut en diálogo con ADNSUR.

El caso de Roxana Sepúlveda no es un caso aislado. La Subgerencia General Financiera del Banco del Chubut también está ocupada por una mujer. De esta manera, se cumple con la ‘paridad de género’ pero al que ellas acceden por una trayectoria con mucha tenacidad, idoneidad y compromiso con sus funciones.