TRELEW - Vecinos del Pasaje Posadas de Trelew denunciaron a la policía la realización de una supuesta fiesta clandestina en uno de los domicilios de esa calle. Al acudir los uniformados, se encontraron con un grupo de mariachis cantándole a una mujer.

Según el dueño de la vivienda, su intención había sido agasajar a su pareja, indica  Jornada. Para ello, convocó a un grupo de mariachis para que le dieran una serenata. El gesto romántico no fue entendido de la misma forma por los vecinos del domicilio del Pasaje Posadas al 1200, que ante el bullicio llamaron a la policía.

Una vez en el lugar, personal policial se encontró con los tres hombres que estaban cantándole a una mujer. El dueño de casa argumentó que se trataba de unos amigos suyos, convocados para agasajar a su pareja. 

La policía hizo retirarse a los tres hombres a sus domicilios, y fueron notificados por el Juzgado Federal por incumplir las medidas vigentes en el marco de la pandemia por coronavirus, apunta Jornada.