COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  El juez Miguel Caviglia resolvió declarar la incompetencia de la justicia provincial en la causa por el hurto de 30 dosis de vacunas Sputnik en el hospital Regional, por lo que la investigación deberá continuar en la justicia federal. Tal como había anticipado ADNSUR, los fiscales del caso plantearon ante el juez que el tipo de delito perjudica al Estado nacional y pone en riesgo la salud pública, por lo que a su entender las actuaciones debían continuar en el fuero de alcance nacional, criterio que esta mañana ha sido aceptado por el juez.

Tras los primeros resultados obtenidos en los allanamientos realizados en la obra social de camioneros, donde se constató que se había aplicado la primera dosis de la vacuna a un grupo de personas que no integraba el orden de prioridades dispuesto por el gobierno nacional, se llegó a determinar el nombre de una enfermera aportado por el secretario general de camioneros, Jorge Taboada, como la persona que había aplicado y cobrado por el servicio de inmunización. Sin embargo, la causa no tuvo nuevos avances durante esta semana, ya que los fiscales evaluaron que no les correspondía seguir adelante con la investigación.

Ahora, el juzgado federal de Comodoro deberá resolver si acepta la competencia, a partir del análisis que realice del delito y los alcances del mismo. Si hubiera una diferencia de criterios, es decir si el juzgado entiende que no le corresponde investigar, la definición de la competencia tendrá que ser resuelta por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.