Es uno de los cantantes británicos más famosos de las últimas décadas, icono de la música pop en el mundo entero y galán por excelencia. Sin embargo, Robbie Williams (44) suele tener largos períodos de ausencia en la vida pública y, por primera vez, reconoció que eso se debe a que padece "una enfermedad" que, según él, quiere matarlo.

En detalle, el cantautor inglés le brindó una entrevista exclusiva al periódico británico The Sun y sorprendió a todos al hablar abiertamente de sus problemas psicológicos que en ocasiones lo obligan a retirarse por completo de la industria.

"Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que tengo que protegerme de eso", comenzó diciendo el ex Take That, quien también aseguró que "afortunada y desafortunadamente" si se limita a sus propios recursos, se inclina "a sabotearlo todo".

En cuanto a su realidad, Robbie indicó que controlar su mente "a veces lo abruma" aunque a veces es una herramienta que necesita "para subirse al escenario".

"A veces vivo feliz y es maravilloso. Pero la mayoría de las veces soy humano, tengo una experiencia humana, trato de lidiar con las pruebas y tribulaciones de lo que sucede en mi cabeza", aclaró al respecto.

Robbie Williams: "Tengo una enfermedad que quiere matarme"
ansiedad neurótica Reveal internarse en un centro de rehabilitación

"Toda mi vida no gira en torno a un estado neurótico y deprimido", confesó además en una entrevista radial. "Este trabajo es muy malo para mi salud. Va a matarme. A no ser que lo vea de un modo diferente", dijo a su vez en The Sunday Times Magazine el pasado noviembre.

Cabe destacar que en septiembre, Robbie canceló los conciertos de su gira en Moscú y San Petersburgo tras los problemas de salud que sufrió durante el show del 2 de septiembre en Zúrich.

"Mi brazo izquierdo se entumeció y no dejaba de babear por un lado de la boca. Tenía dolor de cabeza y también problemas para respirar", contó entonces el intérprete de numerosos éxitos como Angels y Rock DJ.

Aunque asegura que lleva 18 años sobrio, Williams sigue atormentado por su salud. Tras varios meses de descanso, el músico retomó semanas atrás su gira The Heavy Entertainment Show en Australia y en ese momento volvió a decir que teme por su vida si alguna vez lo dejan solo.

De hecho, en la entrevista concedida a The Sun, él fue consultado por su amigo George Michel, quien falleció en la Navidad de 2016 y en ese sentido dijo: "Extraño a George, desearía que estuviera aquí. 2016 fue un año terrible en el que desaparecieron héroes de todos. Te das cuenta de que no eres inmortal".

Y completó: "Después de 43 años (los que él tiene) te das cuenta de que, incluso si tienes todo lo que yo tengo, no eres invencible. Así que de ahora en adelante me cuidaré mucho más".