RAWSON (ADNSUR) - El vicegobernador del Chubut, Ricardo Sastre, agradeció este lunes a través de su cuenta de Twitter al vice jefe de asesores de la Nación, el comodorense Julián Leunda, por "escuchar y articular" acciones para destrabar el conflicto entre empresarios y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). De este modo, salió al cruce de la información difundida más temprano por el Ejecutivo Provincial que atribuyó las gestiones al gobernador Mariano Arcioni.

"Gracias Julián Leunda por escuchar y articular en momentos en los que no se mira para otro lado, solo se busca descomprimir situaciones complejas de tareas esenciales", manifestó el vicegobernador en las redes sociales.

Ricardo Sastre on Twitter

Esta tarde, desde el Gobierno de la provincia se informó que por "gestiones de Arcioni, Nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto del SOMU". Fue tras la conversación telefónica que el mandatario mantuvo a primera hora de este lunes con el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Claudio Moroni,

"El Gobernador estuvo trabajando en el tema y habló con Moroni, el Ministro de Trabajo de la Nación, quién accedió a llamar de forma urgente a una reunión de mediación, al sector gremial y empresario, para poder avanzar en este conflicto y lograr una postura de encuentro”, reveló el secretario de Pesca, Adrián Awstin.

Cabe recordar que el conflicto que existe en el ámbito pesquero es netamente Nacional, entre el Consejo de Empresas Pesquera de Argentina (CEPA) de Mar del Plata, la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPECA) de Santa Cruz, y la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) de Chubut y el sector empresarial. Ante esto SOMU decidió llamar a un paro pesquero en todo el país, afectando a la Provincia del Chubut.

Conciliación obligatoria

El Ejecutivo Nacional dictó este lunes 13 de julio  la conciliación obligatoria a partir de las 13:30 horas y por un plazo de 15 días, y se intima “a la asociación sindical mencionada y, por su intermedio, a los trabajadores por ellas representados, a dejar sin efecto durante el periodo indicado en el artículo anterior, (Art. N° 2) toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”.

Asimismo, intima a las empresas involucradas “a otorgar tareas de forma normal y habitual a su personal y abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por las organización sindicales y/o cualquier otra persona, en relación al diferendo aquí planteado…”. 

Finalmente, en su artículo N° 7 se convoca a las partes “a una nueva audiencia que se fija para el 15 de julio a las 12 horas, la que se llevara a cabo mediante plataforma virtual…”.