BOLIVIA - Bolivia, con 11 millones de habitantes, registra a la fecha más de 60.000 infectados con covid-19 y supera los 2.200 muertos.

En ese contexto de pandemia de coronavirus, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) debió retirar al menos 420 cadáveres de calles, vehículos y domicilios entre el 15 y el 20 de julio.

Según el director del organismo, Iván Rojas, sospechan que al menos el 85 por ciento de esos casos se debe a muertes por covid-19 y temen el contagio de los efectivos que participan en estos operativos.

En Cochabamba, la región más afectada por estos casos, levantaron 191 muertos y en La Paz 141. Los cadáveres fueron retirados en cinco departamentos bolivianos, informó el diario local La Razón. 

Desde el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) señalaron además que, entre el 1 de abril y el 19 de julio, realizaron reconocimientos médicos legales extrahospitalarios a 3.016 cuerpos, entre sospechosos de haber contraído la COVID-19 y confirmados.

Según los últimos informes, el departamento de Santa Cruz es el departamento más afectado por la pandemia, con 30.887 positivos. Le sigue La Paz con 10.621 contagiados y y Cochabamba con 6.694 casos.

Los expertos bolivianos prevén que esta fase de contagio sostenido se extienda durante unas siete semanas.