Una nena de 13 años y su familia vivieron momentos de desesperación el pasado domingo en la ciudad de Água Branca en Piauí, Brasil. El pelo de la joven quedó atrapado en el filtro de una piscina dejando su cabeza sumergida en el agua por más de dos minutos.

“Estaba bromeando. Fui a peinarme, puse las piernas sobre el borde y me acosté. Cuando di vuelta adentro era para subir, ya me estaba quedando sin aire. Sentí que algo tiraba de él”, dijo Maria Rita Pimentel da Cunha, de 13 años al medio O Globo.

Lo que tiraba era el desagüe de la piscina, que succionó su pelo y se tapó, dejando a la joven atrapada y sin poder salir a la superficie.

La joven fue salvada luego de que su familia decidiera cortar con un cuchillo el cabello que le había quedado atorado en el filtro de la piscina. Según los propietarios, dicho desagüe está sumergido en una de las esquinas de la piscina de fibra que tiene aproximadamente un metro y 30 centímetros de profundidad, suficiente para tapar a las cuatro niñas que se estaban bañando en ella ese día.

Rescatan a una nena que casi muere ahogada: su pelo quedó atrapado en el filtro de la pileta

María Rita estuvo sumergida exactamente dos minutos y quince segundos, un tiempo que habría podido ser mortal si el padre de una de las niñas no se da cuenta del incidente y decide lanzarse para rescatar a la menor.

Él trató de jalar a la niña pero no logró sacarla del agua, y ante el pánico de todos los presentes pidió que le pasaran un cuchillo de los que estaban usando para el asado que compartían esa tarde de domingo.

Entonces, usó el cuchillo para cortar el cabello de la adolescente, liberándola de la succión del desagüe y permitiéndole salir a la superficie a respirar.

“En ese momento, no importaba si su cabello era hermoso, si su cabello era largo. Solo quería sacarla de allí. Por eso lo corté justo donde pensé que estaría”. dijo Diego, el padre que rescató a María Rita.

Cuando la joven salió parecía estar inconsciente pero después de recibir reanimación cardiopulmonar logró despertar, botar el agua que había tragado y respirar con normalidad.

La joven se encuentra en buen estado y no tuvo secuelas del accidente más allá de haber perdido una parte importante de su cabellera.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!