COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Margarita vivía en el barrio Ceferino. Transformó el patio de su casa en albergue de una gran cantidad de perritos que necesitaban un hogar. Les abrió la puerta de su casa y de su corazón. Lamentablemente, Margarita falleció este martes, y sus mascotas corren el riesgo de terminar en la calle una vez más. Por eso, desde los grupos mascoteros buscan familias que quieran adoptar alguno de los perros que Margarita cuidaba.

Los trece perritos de Margarita son de distintas edades, tamaños y colores. Cómo único elemento en común, se puede decir que están todos esterilizados. Pero también compartían el amor de Margarita, y el deseo de vivir con una familia.

Grupos de mascoteros buscan urgente familias que quieran adoptarlos, o que al menos puedan recibirlos en tránsito, ya que en poco tiempo serán desalojados de la casa donde vivían con su dueña.