El cantante Freddy Romero se presentó el martes por la noche en el escenario del Festival  “Poncho Virtual”, y las expresiones que hacía un músico motivó un comunicado del Movimiento Margaritas y el pedido de un descargo por parte de las autoridades de Cultura.

"Metale a ese bombo compadre, como usted le pega a la vieja en la casa”, fue la frase de Romero para uno de sus músicos mientras se presentaba. Y desde el Movimiento Margaritas repudiaron públicamente a Romero: "Exigimos escenarios libres de violencia, con perspectiva de género”, empieza la nota.

Y además señalan que la Fiesta Nacional del Poncho no cumple la Ley de Cupo y no fomenta ni programa contenido de calidad acorde a los tiempos que corren. "La organización ha demostrado una falta total de conocimiento en políticas públicas que defiendan y promuevan la igualdad y la diversidad; por el contrario, solo podemos leer una actitud machista y patriarcal que una vez más se adueña de la pantalla para con artistas que quedaron anclados en otro tiempo al que no queremos volver nunca más. Exigimos a las autoridades que tomen las sanciones correspondientes ante estos hechos de violencia”.

Desde la Secretaría de Cultura de Catamarca aseguraron - según publica El Ancasti - que se comunicaron con el músico exigiendo un descargo. La titular del área, Daiana Roldán señaló que en las bases y condiciones del Festival se menciona la prohibición de realizar este tipo de comentarios. “En todos los casos la música y el contenido general deberá ser no violento ni discriminatorio, ni con vocabulario soez”, dice concretamente el reglamento.

En su descargo, Romero se justificó asegurando que las palabras dirigidas a su músico se debieron a una anécdota interna, porque éste aprendió a tocar el bombo con una vieja silla de cuero, y que lo hizo entre risas, sin noción de que su frase fue como mínimo desafortunada. 

“Me da gracia porque salieron las feministas porque en la Chacarera del changuito digo yo ‘pegale a ese cuero como le pegas a la vieja en la casa’. El bombisto tiene una silla de cuero vieja donde aprendió a tocar el bombo y cuando se toma unos vinitos la agarra a la silla vieja, entonces les mando un gran cariño para todas la feministas que se lo tomaron, no sé, para el otro lado, pero bueno este mundo es para todos. Así que bueno mis dichos campechanos me encantan. Las invito a todas las que se sintieron ofendidas, a que vayan a conocer la silla de mi bombista”, ,manifestó.

Freddy Romero