BRUSELAS - József Szájer es miembro del Parlamento europeo desde 2004, está casado con una jueza del Constitucional de su país. Reununció este fin de semana antes de que estallase el escándalo, luego de ser sorprendido por la policía participando de una orgía con otros 25 hombres.

La Policía belga interrumpió el viernes pasado en un bar del centro de Bruselas (ciudad que tiene este tipo de locales cerrados por la pandemia de coronavirus), donde se estaba realizando una fiesta sexual en la que participaban veinticinco hombres, entre ellos un eurodiputado y varios diplomáticos.

Interrumpimos un gang bang”, dijo una fuente policial. La fiesta, en la que había estupefacientes, participaban diplomáticos y un eurodiputado, que intentó fugarse y después dijo a los agentes que tenía inmunidad parlamentaria.

Su identidad ha trascendido esta tarde. Se trata de József Szájer, del partido ultraconservador Fidesz del primer ministro de Hungría, Viktor Orban. Szájer confesó este martes haber estado el viernes pasado en la orgía.

“Estaba presente. Cuando la Policía me preguntó mi identidad, como no tenía conmigo mi documentación, declaré que era un miembro del Parlamento Europeo”, escribió Szájer en un comunicado después de que varios medios belgas informaran este martes de la fiesta.

Todos los presentes fueron multados por no respetar la normativa anti-coronavirus, pues en Bélgica hace más de un mes que impera un toque de queda nocturno, están limitados los contactos sociales y los bares y restaurantes están cerrados.

El político ultranacionalista habría intentado escapar por una cañería al percatarse de la llegada de las fuerzas del orden y al ser capturado intentó hacer valer su inmunidad parlamentaria. “No usé drogas. Ofrecí a la policía que me hicieran un test inmediatamente y no lo hicieron. Según la policía, encontraron una pastilla de éxtasis, pero no es mía y no sé quién o cómo la colocó”, agrega Szájer en un comunicado redactado en un inglés algo rudimentario y difundido en la página web de su partido.

El político conservador húngaro, de 59 años y casado con una jueza del Tribunal Constitucional de Hungría, Tünde Handó, con quien tiene una hija, renunció repentinamente el fin de semana como diputado europeo, antes de que la noticia trascendiera a la prensa, aunque su renuncia será efectiva el 31 de diciembre.

“Lamento profundamente haber violado las restricciones de la Covid. Fue irresponsable por mi parte. Estoy dispuesto a asumir la multa que conlleve”, agrega Szájer, quien añade que con su dimisión el domingo “marcó las conclusiones políticas y personales” del asunto.

El todavía eurodiputado y miembro de la comisión parlamentaria de Asuntos Jurídicos pidió perdón a su familia, a sus colegas y a sus votantes. “Este paso en falso es estrictamente personal y soy el único responsable por ello. Pido a todos que no se extienda a mi país o a mi comunidad política”, agregó Szájer, uno de los fundadores del Fidesz de Orbán.

Fuente: La Vanguardia