REINO UNIDO (ADNSUR)- El parate social que generó la pandemia de coronavirus a nivel mundial, provocó el avistamiento de distintas especies animales en lugares urbanos, al no sentirse amenazadas por la presencia humana.

En el Reino Unido, por primera vez en 240 años, se pudieron observar águilas de cola blanca sobre los jardines de toda Inglaterra, según informó la BBC.

Las águilas de cola blanca son una especie en peligro de extinción. Por ese motivo, fueron reintroducidas el año pasado en la Isla de Wight, bajo el proyecto liderado por la agencia gubernamental Forestry England y la fundación Roy Dennis Wildlife.

Antiguamente, estas aves rapaces se encontraban por todo el Reino Unido, pero fueron aniquiladas hace aproximadamente un siglo. La última pareja reproductora conocida en Inglaterra se registró en Culver Cliff en la Isla de Wight, en 1780. Así lo detalló La Nación.

Actualmente, cada animal posee un rastreador para analizar su evolución y, según los especialistas, esa suerte de GPS ha demostrado que cuatro de las seis aves introducidas están explorando ampliamente el territorio, haciendo vuelos de más de 160 kilómetros.