COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El administrador del Puerto de Comodoro Rivadavia, Favio Cambareri, destacó el trabajo conjunto para lograr que el gobierno nacional redujera las retenciones a la exportación de productos pesqueros, algo en lo que venían desarrollando gestiones desde el ámbito portuario, a partir de la inquietud de sectores empresarios afectados por la situación. Al hacer lugar al reclamo, el gobierno nacional redujo significativamente las retenciones sobre el langostino y merluza que salen desde esta ciudad al mercado internacional, con un mayor beneficio para los productos con valor agregado.

“Esta inquietud se había planteado a partir de las reuniones con distintas cámaras que conforman el sector en la región patagónica en el puerto de Comodoro Rivadavia –ponderó el directivo-, donde logramos una reunión importante entre el gobernador Mariano Arcioni y el intendente Juan Pablo Luque, con empresarios y otras áreas del gobierno. Uno de los puntos centrales que se planteó fue el acompañamiento del gobierno nacional hacia la Patagonia y las economías regionales, lo que finalmente se concretó con la publicación en el Boletín Oficial nacional, con una reducción de las retenciones a la exportación desde el 9 hasta el 7 por ciento para el sector de la pesca”.

Cambareri destacó además que los productos con valor agregado “obtuvieron una mejor posición arancelaria, porque en ese caso se redujeron en 4 puntos, por lo que las retenciones quedaron en el un 5 por ciento para los productos que se procesan en tierra, ya sea merluza o langostino, que son las especies que se trabajan principalmente en esta región.

Para los productos que no tienen valor agregado se redujo en 2 puntos, sobre todo en aquellos congelados, que no tienen reprocesamiento y que son los que hacen los buques factorías”, precisó.

Además, el mismo beneficio alcanza a otros productos primarios de la región, como el caso de la lana, que también se redujo la retención en 2 puntos, mientras que para lana lavada y procesada se estipula un 5 por ciento, en apoyo a los procesos que generan actividad laboral antes de salir hacia los mercados internacionales.

Alerta por crisis sucesivas en la pesca

“Esto fue a partir de gestiones encabezadas por el gobernador Arcioni, junto a otros mandatarios de la Patagonia, como Río Negro y Santa Cruz, que están en alerta por una crisis de la economía regional debido a distintos factores que no fueron tenidos en cuenta y que hoy afectan fuertemente. Hubo una caída de precios internacionales en la pesca –enumeró el administrador-, además del cierre de mercados en Asia, lo que tuvo una fuerte influencia de la crisis sanitaria que vive China, particularmente por el coronavirus. Esto afectó los intercambios, sumado a que el sector pesquero ya venía atravesando una crisis previa, por pérdida de competitividad tras la caída de precios internacionales y el desdoblamiento del tipo de cambio”.

En el marco de la situación que afecta a la pesca, enumeró además “el congelamiento de ingresos y el aumento de costos fijos, por lo que las distintas representaciones empresarias nos venían pidiendo ayuda por parte del gobierno, por lo que la novedad que tuvimos ayer ha sido muy positiva”.

Al valorizar el impacto favorable de la pesca en cuanto a generación de empleo, indicó que “seguiremos apoyando esta actividad para que siga creciendo,  por lo que también en la agenda gubernamental hay otros puntos que hacen a una promoción para que la industria pueda sostenerse y expandirse, para generar más puestos de trabajo en la ciudad”.