En paralelo al descenso de casos de coronavirus en Comodoro Rivadavia, está en aumento la ocupación de camas en cirugía por otras patologías. "Tenemos todas las salas llenas para las cirugías", advirtieron días atrás desde el Hospital Regional. 

El director del hospital, Eduardo Wasserman, reconoció que hay “una amplitud de cantidad de pacientes que se han volcado a la atención hospitalaria, cuando estuvimos en 2019 y 2020 prácticamente sin movimiento” en lo que respecta a cirugías. A lo que se suma todo lo que es urgencia que ingresa por guardia y que debe ser atendido en forma inmediata. 

Sobre los reclamos de pacientes internados a la espera de poder ser operados, explicó que “más allá de las circunstancias que puede haber entre una cirugía y otra, surgen cesáreas y urgencias, pueden subir cinco veces y volver para atrás por cosas del momento, no es que estén internados porque si”.

Por su parte, Raúl Cabral, jefe de cirugía del Hospital Regional, explicó a ADNSUR que “el 50 por ciento son pancreatitis” de los pacientes internados a la espera de una operación. " Se debe operar, sacar la vesícula, pero cuando el paciente está estable , lo que puede llevar, 5, 10 o 15 días y  después se puede operar”, sostuvo.

Desde el Hospital Regional respondieron por las demoras en cirugías. Foto: adn sur
Desde el Hospital Regional respondieron por las demoras en cirugías. Foto: adn sur

“La gente lo toma como que hace 15 días no los queremos operar, pero no se puede operar antes. Solo cuando el cuadro pancreático ceda”, dijo y agregó que “no podemos mandarlo a la casa porque lo primero que van a hacer es comerse una torta frita o un guiso, y eso va a caer internado de vuelta”.

El médico señaló que sumado a estos casos. que aclaró que no son cirugías programadas,  también comenzaron a aparecer traumas que antes no habían, patologías comunes, pacientes oncológicos severos que no se han tratado por el tema del covid . “Tenemos tres quirófanos nada más y estamos justos con el personal. Son muchas patologías quirúrgicas. No damos abasto. Esa es la realidad”, dijo.