TUCUMAN -  Durante 20 años, en Yerba Buena, a 9 km de la capital tucumana, funcionó durante 20 años el colegio San Juan el Precursor. Hace 8 años cerró sus puertas. Un desarrollador inmobiliario convirtió el terreno de 4 mil m2 y sus contrucciones en un complejo habitacional con patios, parques, pileta y sectores comerciales. 

Alejandro Iramain tenía una inmobiliaria en la ciudad de Buenos Aires, aunque toda su vida había vivido en Tucumán."Enseguida me imaginé la estructura, era muy aprovechable", cuenta a La Nación, y agrega que los dueños del colegio se mostraron entusiasmados con la idea de que la estructura se recible y no sea demolido. 

Arquitectos, diseñadores e ingenieros comenzaron a trabajar en 2015, y recién comenzó la obra un año después. Los Patios, como la llamaron, se inauguró a fines del 2019.

El colegio era ahora un complejo con 26 departamentos residenciales, siete comercios y seis oficinas, con 36 cocheras, pileta, SUM y un patio botánico.

Recicló una escuela y convirtió las aulas en departamentos, comercios y oficinas

El patio central del colegio se reconvirtió en un jardín rodeado de verde, un espacio común de los vecinos y todos los departamentos tienen salida al jardín botánico.

Cada departamento cuenta además con su propio patio, terraza o jardín, para que sus habitantes “tengan la sensación de vivir en una casa” y no se sientan encerrados, reseña La Nación.