CALETA OLIVIA (ADNSUR) – Este martes por la tarde noche se realizó en Caleta Olivia un cacerolazo y sátira contra la corrupción, que incluyó una marcha por las avenidas céntricas. La marcha fue encabezada por cuatro mujeres que lucieron disfraces de presidiarios y que llevaban un bolso y una valija sugiriendo que las mismas estaban repletas de pesos, dólares y euros.

La problemática de falta de agua potable, el sistema cloacal colapsado, obras viales inconclusas, escuelas en deficiente estado, bajos salarios para trabajadores estatales e ineficiente Caja de Servicios Sociales que imperan en Santa Cruz fueron atribuidos a funcionarios de todos los niveles, ya sea de gestiones anteriores como las actuales.

Entre los manifestantes se escuchó decir que los trabajadores no tienen cuentas en paraísos fiscales y tampoco fondos de espúrea procedencia, informó La Vanguardia del Sur.