En 2017, el puerto de Comodoro Rivadavia se convirtió en el teatro de operaciones de la búsqueda del ARA San Juan desde el 15 de noviembre, cuando se conoció la desaparición del submarino con 44 tripulantes a bordo.

A cuatro años de su hundimiento, este lunes se realizará una ceremonia religiosa a las 18 horas, de la que participará la madre de uno de los tripulantes -Alejandro Tagliapietra- y miembros de las Fuerzas Armadas.

"Fueron jornadas muy intensas, en nuestro puerto, en nuestra ciudad se centró el operativo de búsqueda y rescate. Fue algo sorpresivo y tuvimos pocos días para organizarlo", recordó Favio Cambareri, el administrador del Puerto de Comodoro Rivadavia, en diálogo con Canal 9.

Recordó la inmediata participación de las Fuerzas Armadas y luego colaboración internacional y que en ese momento "llegaron 200 personas de Estados Unidos, y 12 aviones Galaxy, fue un desafío logístico muy importante".

Se sumaron al operativo buques que había en la zona hasta que llegaron dos internacionales, valorando que en 72 horas técnicos comodorenses modificaron la estructura de uno de ellos, el Sophie Siem, para que pueda adaptar su brazo a los equipos de búsqueda, una hazaña -por calidad y tiempo empleado- que sorprendió al mundo. 

"Toda la ciudad unió sus lazos solidarios con esta causa, que refleja el sentir de todo el país. Este fue el operativo de salvamento más importante en la historia naval, del mundo... nunca se había dado un operativo donde colaboren tantos países, teníamos once naciones participando", remarcó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!