Desde el Municipio de Rada Tilly se fomenta la creación de huertas urbanas en los hogares de la ciudad, en el marco del programa Pro Huerta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y del programa de Separación Diferenciada de Residuos Sólidos Urbanos que se impulsa en Rada Tilly desde el año 2015.

“Estamos promoviendo las actividades de la campaña primavera-verano, brindando asesoramiento y entregando semillas gratuitas a quienes estén interesados en iniciar la experiencia de una huerta en sus casas”, contó Vanessa Baudino, Promotora del Programa Pro Huerta desde la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad de Rada Tilly.

Las semillas de la temporada son: acelga, achicoria, ají, banana, albahaca, apio, arveja, berenjena, cebolla, flor de copete, lechuga, melón de miel, pepino, perejil, poroto, rabanito, remolacha, tomate platense, tomate río grande, zapallito, zapallo zuchini, zapallo plomo y zanahoria.

Rada Tilly entrega semillas gratuitas para fomentar las huertas domiciliarias

Las semillas son gratuitas y para solicitarlas se debe llamar al 4069303 (interno 106) y así coordinar su entrega a partir del miércoles 8 de septiembre, de lunes a viernes de 8 a 13 hs. Además, por información y asesoramiento sobre cómo cultivar y de qué forma hacerlo los interesados también pueden comunicarse por mail a medioambiente@radatilly.gob.ar

MI HUERTA EN LA MACETA

Foto: Prensa Municipalidad de Rada Tilly
Foto: Prensa Municipalidad de Rada Tilly

No es necesario tener un patio amplio para hacer una huerta domiciliaria”, señaló Vanessa Baudino, reforzando el concepto de que la falta de suelo no es un impedimento para implementarla.
Todo se puede sembrar en maceta. Dependiendo de la especie, el volumen puede ser de 5, 10 o 20 litros. Hasta un zapallo podemos cultivar en maceta”, agregó.

Además, destacó los múltiples beneficios que aporta tener una huerta domiciliaria y resaltó que “conecta con la tierra, sirve para hacer y enseñar a hacer compost, sembrar, ver crecer y cosechar nuestro propio alimento”.

“Tener una huerta promueve no sólo hábitos saludables desde lo ambiental sino que da beneficios para una mejor calidad de vida, a través de la alimentación saludable y prácticas de vida sostenible. Y además es una actividad que se puede compartir en familia o con amigos”, agregó Baudino.