En diálogo con ADNSUR, Guillermo Quiroga, secretario general de ATE Chubut, confirmó que continuará el paro en toda la provincia por una semana más y peligran las clases presenciales.

“Hoy (lunes), notificamos una medida de fuerza provincial que abarca a todas las seccionales de los auxiliares de la Educación. Esta notificación va más allá de la conciliación propuesta por el Gobierno,  a la que consideramos una ‘dilatoria’ porque convocaba a una audiencia para la semana siguiente cuando nosotros venimos reclamando desde enero por mejoras salariales y condiciones laborales del sector de los auxiliares de la Educación y la administración pública central”, explicó.

Y señaló que hay cuestiones que no se aceleran "como los trámites, regularización del personal, pago de asignaciones familiares y recategorizaciones entre otros temas. No vemos apuro por parte del Gobierno más allá que quiera el comienzo de la presencialidad. Se sigue tomando su tiempo porque hoy tampoco la reunión se iba a llevar a cabo por más que levantemos la medida de fuerza"

En este contexto, Quiroga afirmó que "sólo hay una propuesta a través de las cifras que contó la ministra de Educación en un medio de la zona sur", y agregó que "Nos sorprende porque no hay una sola acta firmada entre el Gobierno y nosotros donde se proponga un incremento o la incorporación de un adicional para los auxiliares”, señaló.

“Hubo reuniones informales pero la ministra de Educación estuvo ausente en la gran mayoría de los encuentros. Tampoco se cumplió con las recategorizaciones que hace meses que lo acordamos y se demoraron en los listados. Vemos que no hay velocidad en los trámites porque no es una de las prioridades de la ministra”, denunció.

Asimismo, el gremialista aseguró que “El paro se va a extender hasta el viernes o hasta el momento en que el gobierno nos notifique –fehacientemente-  sobre la concreción de una reunión con alguna de las propuestas que nosotros estamos buscando. No queremos más dilaciones porque la respuesta tiene que ser inmediata". En total, hay 6000 a 6500 auxiliares de la Educación "con sueldos promedios entre $30.000 a $35.000”, precisó.

Por otro lado, Quiroga cuestionó que los auxiliares no fueron considerados como prioridad para la vacunación contra el coronavirus: “Hay muchos auxiliares de la Educación a quienes todavía no convocaron para vacunar teniendo en cuenta que varios son pacientes de riesgo. Se exige a la hora de trabajar pero no hay prioridad para la vacunación. Hace falta que se garanticen las condiciones laborales, salariales y sanitarias”, reclamó.

Y detalló que son cerca de 200 auxiliares (30%) que se suman a otros 200 trabajadores que son pacientes de riesgo o que transitan una licencia médica. "O sea que –en total- hablamos de un 60% o un 70% de ausentismo. No es un dato menor porque –ante el contexto de pandemia- se necesita el 100% del personal. Se habla de prioridad del sistema educativo pero no hay respuestas a la hora de adecuar el presupuesto en ese sentido”, concluyó el dirigente gremial.