LAGO PUELO (ADNSUR) -  Un grupo de vecinos quiere transformar el bosque quemado en huertas comunitarias y autosustentables en la cordillera de Chubut.

El proyecto autogestivo surgió de Aldana y Gabriela, vecina de la Ecoaldea, y tiene como premisa  “ devolverle a la tierra la materia orgánica que necesita para su recuperación tras el incendio del 9 de marzo”, con el aporte de residuos vegetales, semillas de pasto y otros componentes nutritivos para generar micorrizas.

Luciano Becerra, uno de los impulsores, explicó que “la idea no es solo reforestar el bosque, sino también recuperar el suelo, fortaleciéndolo con nutrientes y proyectar espacios en donde se puedan hacer huertas orgánicas, comunitarias y sociales”.

La comunidad puede colaborar a través de la disposición para levantar las hojas secas de los nogales, lengas, pasto del jardín y todas las plantas que pierden sus hojas en otoño y traerlas a los parajes arrasados por las llamas, para depositarlas en los sectores más dañados, aquellos donde el fuego fue intenso y quemó hasta 50/70 centímetros de profundidad”.

“Allí no hay nutrientes ni señal alguna de vida y hay que restablecerla. Quienes no puedan participar de la primera jornada, igual pueden venir en el transcurso de la semana. Solamente pedimos que no traigan mosquetas u otras plantas invasivas. Posteriormente, el objetivo es reforestar con especies nativas, tenemos miles de semillas de cipreses, pero antes hay que hacer las tareas primordiales”, resaltó.

 “Se suman vecinos de todos los barrios y del resto de los pueblos cordilleranos y de otras provincias. Alienta ver la colaboración que llega cada día para tratar de mitigar en parte la catástrofe”, concluyó en diálogo con Noticias del Bolsón.