Este jueves se llevó a cabo una nueva sesión en la Legislatura de Santa Cruz, allí tomó estado parlamentario un proyecto que busca incorporar el uso del lenguaje inclusivo en el recinto, como así también capacitaciones sobre nuevas masculinidades.

La diputada del Frente de Todos, Rocío García fue quien presentó el proyecto y destacó que busca incorporar al Reglamento Interno de la Cámara de Diputados de la Provincia, el lenguaje inclusivo y no sexista- tanto de forma escrita como oral- “con el objetivo de garantizar la igualdad de derechos, oportunidades y tratos, para eliminar todos los rastros de micro machismos existentes en el marco de la lucha por la igualdad de género”.

En caso de aplicarse, la Presidencia de la Cámara deberá establecer un lenguaje igualitario, no excluyente, no difamatorio y no discriminatorio en todos los documentos legislativos y administrativos.

En el proyecto se menciona el antecedente de la Cámara de Diputados de la Nación que en julio del año 2015 publicó la “Guía para el uso de un lenguaje no sexista e igualitario" que plantea el “derecho inalienable de poder nombrar y ser nombrado y nombrada con respeto a la propia identidad”. La norma destaca que el lenguaje no es neutral, porque ordena y jerarquiza el mundo, porque las palabras construyen sentidos culturales y políticos.

Asimismo, la diputada presentó otro proyecto que busca la implementación en el ámbito de la Cámara un Plan de Capacitación denominado “Masculinidades sin Violencia” que tiene como objetivo reflexionar y problematizar las masculinidades desde una perspectiva de género.

Allí se se establece que serán destinatarios del Plan la totalidad de los empleados/as y o funcionarios/as de la Cámara, cualquiera sea su situación, indicó Tiempo Sur.