RAWSON (ADNSUR) - El presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales, Mario Ruschin, envió una nota al vicegobernador Mariano Arcioni para evitar que se trate el proyecto de ley que prohíbe el uso de pirotecnia en la provincia.

Explicó que la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales está reconocida por la inspección general de justicia e integrada por fabricantes, comerciantes, importadores de artículos de pirotecnia de venta libre y realizadores de espectáculos cuya actividad industrial y comercial representa la actividad de la pirotecnia desde hace más de 50 años.

“Hemos tomado conocimiento a través de los medios de la presentación de un proyecto de ley de prohibición de tenencia, guarda, acopio, depósito, venta o cualquier otra modalidad de comercialización mayorista o minorista y el uso particular de elementos de pirotecnia y cohetería en todo el ámbito de la provincia”, indicó.

Ruschin sostiene que en defensa de los derechos de sus asociados solicitan participar del tratamiento del proyecto de prohibición de la pirotecnia a fin de poder brindar información actualizada sobre su actividad “porque se trata de una actividad controlada en el país”.

Recordó que la ley 20429 a través del decreto 606/2010 permite y habilita la actividad actualizando la cantidad de almacenamiento de productos de venta libre, aprobados y registrados por el Registro Nacional de Armas en todo el territorio argentino, “el RENAR realiza testeos y ensayos con periocidad que ponen en evidencia la evolución positiva y segura de la industria”.

DIÁLOGO

Dijo que están convencidos que el camino es el diálogo y la concientización y no la prohibición que provoca la proliferación de productos clandestinos.

"Los datos de los últimos diez años demuestran que no estamos equivocados ya que hemos trabajado junto al departamento de ingeniería y control y la coordinación de pólvoras, explosivos y afines del RENAR y organismos técnicos como el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa y la Universidad Nacional de Tucumán”, manifestó.

PRESERVAR EL TRABAJO

Además señaló que no tiene problemas en participar de todas las reuniones que sean necesarias para colaborar en la regulación y dialogar con los distintos sectores. "Queremos preservar el trabajo de todas las personas que colaboran a través de toda la cadena de producción y comercialización porque el sector es fuerte en empleo directo como indirecto”, sostuvo.

En contacto con El Diario de Madryn, Ruschin destacó que "el uso de la pirotecnia está arraigado a la costumbre de todos los pueblos, es parte de nuestra celebración. Prohibir no cambia la cultura arraigada”. Para finalizar expresó que quieren abrir un canal de diálogo para que todas las partes sean escuchadas y estén representadas, “por lo tanto quedamos dispuestos para cualquier consulta y ratificamos nuestro compromiso con la sociedad”.