BUENOS AIRES (ADNSUR) - El diputado nacional de Juntos por el Cambio José Luis Patiño, elaboró el proyecto de ley “conversión de días feriados en días no laborables por lo que resta del año 2020”.  La medida afecta  a tres feriados trasladables, uno de carácter inamovible y otro destinado a la promoción de la actividad turística: el único que se pretende respetar es la Navidad del 25 de diciembre.

La propuesta busca suspender la facultad del Poder Ejecutivo para declarar días feriados no laborables en procura de la estimulación de la industria del turismo y derogar el decreto 717/2019 sancionado el 17 de diciembre del año pasado que establece como día feriado con fines turísticos los días 23 de marzo, 10 de julio y 7 de diciembre de 2020.

La norma apunta a convertir en días no laborables los próximos cinco feriados. Los días implicados son el lunes 17 de agosto, Paso a la Inmortalidad del General Don José de San Martín, el lunes 12 de octubre, Día del Respeto a la Diversidad Cultural, el lunes 23 de noviembre, trasladable del 20 por el Día de la Soberanía Nacional, y el de fines turísticos del lunes 7 y martes 8 de diciembre a efectos del homenaje a la Inmaculada Concepción de María.

El proyecto de ley de Patiño, entre sus fundamentos, expone los argumentos y la naturaleza de la propuesta: “Es importante destacar que dada la abrupta caída de la actividad económica en todos los sectores, resulta conveniente aprovechar el calendario para dinamizar la economía, sobre todo teniendo en cuenta que, debido al aislamiento preventivo y obligatorio, la actividad turística que originariamente se buscaba promover se encuentra restringida. Diversas estimaciones indican que cada día laboral equivale al 0,38% del PIB y, por otra parte, el costo laboral en días feriados, de acuerdo a la Ley de Contrato de Trabajo, se incrementa sustancialmente para aquellos que presten servicios en estos días. Dinamizar nuestra economía en este contexto resulta indispensable para paliar las consecuencias de la crisis económica que nos deja la pandemia”.

Quieren convertir los feriados que quedan en “días no laborables” para atenuar el impacto en la economía

El 13 de septiembre de 2017, la Cámara de Diputados de la Nación votó la Ley de feriados nacionales inamovibles y trasladables, días no laborables y fines de semana largos. Hubo un único voto negativo, el del diputado Patiño. Su fundamento fue que ya se habían perdido demasiados días de clase y la medida, más allá del beneficio del turismo, perjudicaba a otros sectores.

El diputado además  sugiere que el Día de la Virgen del 8 de diciembre opere como día no laborable para los ciudadanos que profesen la religión católica con el mismo alcance que la ley establece en sus artículos 2 y 3, en relación a las festividades judías y musulmanas.

Y entre sus fundamentos, el proyecto de ley plantea que se pueden aplicar medidas alternativas para la concientización y la promoción de la educación en relación a la memoria del General Don José de San Martín, la Diversidad Cultural y la Soberanía Nacional, las razones de los próximos tres feriados, así lo publicó Infobae.