BUENOS AIRES (ADNSUR) - Jorge Brito, el empresario que murió en Salta como consecuencia de un accidente en su helicóptero, tuvo una vida empresaria ligada al poder y los negocios. En Comodoro Rivadavia, por ejemplo, mantenía intereses a partir de la presencia del Banco Macro, su empresa insignia.

En su propia página web se definió de esta forma: "Jorge H. Brito es uno de los máximos referentes de la actividad bancaria en la República Argentina y Latinoamérica".

"Actualmente es CEO de Banco Macro y, desde 2003 hasta 2016, se desempeñó como presidente de ADEBA (Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino). Ocupó también la presidencia de FELABAN (Federación Latinoamericana de Bancos) (2012-2014)", añadió en la descripción.

Además de encabezar el Grupo Macro, mantenía las siguientes empresas: Vizora, Inversora Juramento, Frigorífico Bermejo, Cabaña Juramento y Genneia.

En los primeros días de octubre, en su sitio personal, había escrito la siguiente reflexión sobre el alcance del coronavirus en la sociedad: "El año del Coronavirus está llegando a su fin. En apenas 90 días comenzará el 2021. Y todo me hace pensar que será un año particularmente difícil porque no sabemos cómo terminará este 2020 y cómo comenzará el próximo".

Tras criticar al gobierno de Mauricio Macri y sus cuatro años de gestión, escribió: "Será clave para la recuperación, que la Argentina tenga una moneda fuerte, hoy esto no ocurre, y son recurrentes las corridas hacia el dólar".

"Si analizamos todas las crisis que vivió la Argentina, fueron siempre crisis cambiarias, y para nosotros como banco la moneda es muy importante porque nuestra materia prima es la moneda. Necesitamos una moneda fuerte para inyectar en la economía, que además necesita de mucha inversión", añadió en su último escrito público.