CAPITAL FEDERAL - El príncipe Azim, hijo del sultán de Brunei Hassanal Bolkiah, murió el sábado a los 38 años tras una larga enfermedad, según confirmó el gobierno del país asiático, que decretó una semana de luto oficial.

Azim, que ocupaba el cuarto lugar en la fila de sucesión al trono de la nación del sudeste asiático, era productor de películas en Hollywood y una verdadera socialite internacional. Se lo conocía por sus fastuosas fiestas a las que acudían estrellas como Michael y Janet Jackson, Pamela Anderson o Mariah Carey.

Según el diario británico The Times, esta última embolsó más de un millón de dólares a cambio de interpretar tres canciones en la fiesta de Año Nuevo que el príncipe dio en 2014 en el hotel Dorchester de Londres, propiedad de su padre. También se dice que le mandó a Carey un collar valorado en 5,7 millones de dólares en un avión privado, horas antes de un concierto en el Madison Square de Nueva York.

Haji Abdul Azim nació en 1982, primer hijo del sultán con su segunda esposa, Hajah Mariam, una exazafata de la aerolínea nacional. El príncipe estudió en la universidad de Oxford Brookes, en el Reino Unido. También recibió nueve meses de formación militar en la Academia Real de Sandhurst, aunque medios británicos apuntan a que solo asistió durante una semana.

Claramente la vida marcial no era lo suyo y primero Azim se dedicó a la industria de la moda, como diseñador de una línea de bolsos unisex de la firma de lujo MCM, y luego a la producción de cine y la filantropía.

Se estima que Azim poseía una fortuna de unos 5.000 millones de dólares. Con su firma Daryl Prince Productions, produjo un puñado de películas, entre ellas la cinta de 2014 You’re Not You, protagonizada por la actriz Hilary Swank.

Azim, que no tenía pareja ni hijos, optó por mantener un perfil bajo después de que el gobierno de Brunéi impusiera la sharía, ley islámica, que castiga la homosexualidad con pena de muerte en 2019.

Entonces, el famoso comentarista del corazón Perez Hilton subió un video a YouTube en el que afirmaba que el propio príncipe era gay, algo que aseguraba saber de primera mano porque “habían pasado tiempo juntos”, según indicó el diario El País.

El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, dijo que Azim “era conocido por su espíritu amable y generoso, y por su dedicación a causas benéficas, educativas y juveniles”. La embajada de Indonesia en el país dijo en un comunicado que el príncipe “siempre será recordado con cariño”.

Fuente: TN