CHINA -  El temerario rescate ocurrió en la provincia de Sichuan, al sur de China, y tanto el niño como el gato acabaron sanos y salvos, aunque la familia puso en peligro la vida del menor para rescatar al animal.

El video, que se viralizó en las últimas horas, muestra a una anciana sosteniendo la cuerda que tiene en el otro extremo atado a su nieto, de 7 años, mientras el pequeño camina por la saliente de un edificio, en el quinto piso.

El nene camina hasta donde está el gato, lo mete en un bolso, y posteriormente es "izado" por los miembros de la familia, que esperaban en el balcón