A casi 50 años del hecho conocido como la Masacre de Trelew, este miércoles quedó firme la condena a prisión perpetua de Carlos Amadeo Marandino, uno de los responsables del crimen ocurrido el 22 de agosto de 1972 en la base Almirante Zar.

La decisión judicial llega a nueve años de la realización del juicio oral y ocho meses después de que la Corte Suprema anulara un fallo que beneficiaba al acusado, y fue dada a conocer durante la tarde por el CELS, luego de que venciera el plazo en el cual la defensa de Marandino podía recurrir en queja ante el máximo tribunal por su decisión de anular un fallo que concedió un recurso extraordinario al exmarino, tomada el pasado mes de diciembre.

Según la Corte, cuando la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) aceptó el recurso extraordinario presentado por el hoy condenado "no efectuó un análisis circunstanciado" del planteo realizado por la defensa en relación a si era o no un delito de lesa humanidad el fusilamiento de detenidos en la mencionada base militar.

De esta manera, se confirmó la condena por ser "coautor de homicidio con alevosía de 16 personas y tentativa del mismo delito contra otras tres", una causa en la que Marandino ya había sido condenado junto a los exmarinos fallecidos Luis Emilio Sosa y Emilio Jorge del Real.