Dos hombres y una mujer- de 55, 48 y 38 años, quedaron a la deriva cuando el velero en el que navegaban por la costa chubutense se quedó sin propulsión al quebrarse el mástil.

Fueron rescatados por personal especializado de Prefectura Naval Argentina que patrullaba la zona y ubicó a la embarcación en problemas.

Al quedarse sin vela, los navegantes no podían controlar la dirección -mucho menos velocidad- a la que se desplazaban, por lo que quedaron a la deriva a 500 metros de la costa, empujados por el oleaje y el viento. 

Según indica Jornada, los efectivos de Prefectura Naval Argentina, a bordo de un bota semirrígido, alcanzaron al grupo y lograron asistirlo momentos antes de que la embarcación se diera vuelta campana.

Los navegantes se encontraban en buen estado de salud -aunque bajo un fuerte nerviosismo- y fueron trasladados a la costa.

Con información de Jornada