Los efectos secundarios tras recibir la vacuna contra el COVID-19 pueden ser tratados con ibuprofeno o paracetamol, dos analgésicos y antifebriles sin secuelas negativas y que no tapan los síntomas del coronavirus, según recomiendan los especialistas.

Si bien el paracetamol es el más empleado desde el principio de la pandemia, el ibuprofeno tiene la propiedad antiinflamatoria como adicional y puede ser usado con seguridad ante síntomas post vacunación.

"Tanto el ibuprofeno como el paracetamol se consideran medicamentos seguros si se usan en las dosis y los períodos de tiempo recomendados. A la hora de inclinarnos por uno u otro, una de las claves puede ser la inflamación y la intensidad del dolor", explicó Silvina Brienza, médica clínica del Hospital Italiano de Buenos Aires.

La especialista indicó que "en caso de existir inflamación y que el dolor sea moderado, puede ser preferible tomar ibuprofeno; si no, el paracetamol podría ser el indicado".

Estudios científicos avalados por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA)y la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS) confirmaron que el uso de ibuprofeno no está asociado con una mayor mortalidad o empeoramiento de síntomas entre los pacientes con Covid-19, reivindicando su rol de analgésico, antifebril y antiinflamatorio para aliviar dolores corporales intensos.

Un estudio reciente realizado en 78.674 pacientes en 255 centros de salud en Inglaterra, Escocia y Gales, buscó caracterizar la seguridad de los antiinflamatorios no esteroides (AINE) e identificar si el uso preexistente se asoció con una mayor gravedad de la enfermedad Covid-19.

Los estudios mostraron que los AINEs no están asociados con peores resultados de Covid-19, y que, por el contrario, en muchos casos ayudaron a la buena evolución de la enfermedad. Con la llegada de las vacunas surgió la duda sobre cómo actúan el ibuprofeno y otros AINEs frente a los efectos secundarios de la inoculación.

Aunque esos efectos en general son leves, como inflamación en la zona del pinchazo o algo de fiebre, el ibuprofeno, reconocido como una droga segura que puede ser consumida por adultos mayores de 65 años, es considerado por los expertos como una buena opción por su efecto antiinflamatorio, ya que el paracetamol solo interviene como analgésico y antifebril.