COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El jueves pasado, Miguel Soto,  integrante del club “El Pique” de Comodoro Rivadavia, compartió las devastadoras imágenes donde se observa una gran cantidad de aves muertas y otras que están agonizando sin poder volar. Tras esa denuncia pública, las autoridades municipales tomaron muestras del agua, mientras que los cuerpos de algunas de las aves serán examinados en Rawson para determinar si se trata de un contaminante bacteriológico o químico.

 

 

En las últimas horas, se confirmaron los datos arrojados por la necropsia, que indican que los animales que fueron encontrados muertos en la zona costera de Kilómetro 8 fueron afectados por la enfermedad de botulismo aviar, aunque aún resta contar con pruebas de laboratorio.

Al respecto, el veterinario del servicio de Veterinaria y Control Sanitario de la Municipalidad, Basilio Stankewitsch, explicó  “aparecieron 83 aves muertas, principalmente patos, había algunos gaviotines y teros, estaban detrás de la planta de Petroquímica y como hay un efluente cloacal se pensaba que podría tratarse de algún derrame tóxico o contaminante”, dijo.

Y señaló que los animales que estaban convalecientes presentaban sintomatología neurológica, se tambaleaban, tenían falta de sensibilidad, estaban ácidos y no tenían reflejo vertebral, de manera que fueron llevados a instalaciones de Comodoro Conocimiento en el puerto utilizadas por biólogos y se les hizo un tratamiento en base a carbón activado, vitamina D e hidratación y de doce animales dos murieron mientras el resto está evolucionando favorablemente.

BOLUTISMO AVIAR

 

 

“Saqué cuatro animales muertos para hacer una necropsia y en base a los síntomas que tienen y datos que arrojó la necropsia, llegamos a un diagnóstico presuntivo de botulismo aviar, faltaría corroborarlo con pruebas de laboratorio de manera que están las muestras en guarda para analizar”, manifestó Stankewitsch a Diario Cróncia.

Por último, afirmó que no es algo contagioso para el ser humano, sino que esta enfermedad es producida por una espora que está en el suelo “por la manera de alimentarse de los patos que son filtrantes, cierran el pico y comprimen, sale el agua entonces queda el barrito y consumen esto. La espora es la semilla de la bacteria, tienen su producto de desecho con toxina botulínica, esta toxina se absorbe por intestino y produce parálisis ácida”, detalló.