CAPITAL FEDERAL - El 1° de septiembre aparece todavía como la fecha oficial dispuesta por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para la reactivación de los vuelos comerciales. En este marco, algunas aerolíneas internacionales como American Airlines, British y KLM ya comenzaron a programar vuelos a la Argentina para después de esa fecha, acompañando la reapertura de las fronteras e incluso de la actividad turística que empieza a despertar en algunos países de Europa y el Caribe, entre otros.

Si bien la normativa vigente no prohíbe comprar pasajes con fechas posteriores al 1 de septiembre, recién ahora las empresas comienzan a tener mayor claridad en el escenario y reorganizar sus itinerarios en línea con las decisiones de los distintos gobiernos. En algunos casos, inicialmente volverán con menos frecuencias o con aviones más chicos a los que solían operar.

El 23 de mayo pasado el gobierno de España anunció que a partir de julio se reanudará la entrada de turismo extranjero en ese país. "Los turistas extranjeros pueden planificar desde ahora las vacaciones en nuestro país", dijo entonces el Presidente, Pedro Sánchez. Y también se han visto aperturas progresivas en Italia, Portugal y Grecia, entre otros países. Por otro lado, en el Caribe, destinos muy elegidos por los argentinos como República Dominicana también planean estar en una fase de apertura total para principios de julio.

"Hemos visto que las aerolíneas han indicado que retoman sus actividades con un porcentaje de frecuencias menor a su operación habitual, que poco a poco irá creciendo hasta alcanzar niveles previos a la pandemia, conforme vaya aumentando la demanda . Es lógico que el retorno a la normalidad de la industria, uno de los sectores más afectados por el impacto del Covid-19 en todo el mundo, sea algo progresivo", apuntó Paula Cristi, gerente general de Despegar para Argentina y Uruguay. "Lo importante es que ya el sector se está adecuando a la nueva normalidad, con la adopción de protocolos sanitarios que permitan que todos podamos viajar tranquilos", añadió.

Emirates anunció que viajará desde Dubai a Buenos Aires a partir del 2 de septiembre, con escala previa en Río de Janeiro. Según apunta el blog especializado Sir Chandler -y al revés de lo que podría pasar en otras empresas- hará los vuelos con un Boeing 777-300, el más grande de los dos que usa, cuatro veces por semana.

En cuanto a las aerolíneas estadounidenses, American Airlines actualizó su reanudación de vuelos con muchos países del mundo y en un apartado referido a la región se puede confirmar que los vuelos desde Miami y Nueva York a Ezeiza vuelven a partir de la segunda semana de septiembre. Las conexiones desde Dallas y Los Ángeles deberán esperar un poco más.

La holandesa KLM es otra de las aerolíneas que confirmó que seguirá operando al país a partir de septiembre, del mismo modo que Air France, que pertenece al mismo grupo. En un comunicado, KLM señaló que durante julio operará entre el 25% y el 30% de su número habitual de vuelos para este período del año, pero que en comparación con junio, el número de vuelos se habrá incrementado en más de un 60%.

También comenzó a programar vuelos a Ezeiza a partir del 1 de septiembre British Airways, que tiene su ruta Londres-Buenos Aires cancelada hasta fines de agosto y que la ofrece para septiembre a US$1100, destacó La Nación. 

Si bien estas aerolíneas fueron las que confirmaron su regreso formalmente, muchas otras ya tienen publicadas ofertas en las agencias de viajes online con fechas posteriores a septiembre y se espera que las próximas semanas sean muy activas en cuanto a la reorganización de las rutas internacionales. Según José Casabal, CEO de Volala, "empieza a haber buenos precios a Europa, Estados Unidos, Caribe y Brasil, con buenas ofertas de Copa, American, Aeromexico y Gol, entre otras empresas".

En el otro extremo, La aerolínea neozelandesa Air New Zealand anunció que no reanudará la operación de las rutas entre Auckland y Buenos Aires, que operaba con una frecuencia de cinco vuelos por semana. Tampoco operará sus rutas entre Los Ángeles y Londres y aplazará el inicio de su servicio sin escalas Auckland-Nueva York desde octubre de 2020 hasta finales de 2021 como mínimo. La decisión es parte de un ajuste general de esa empresa en su país, pese a que es el primero en haberse declarado libre de casos de coronavirus.