La construcción de tres pisos en Puerto Pirámides que despertó polémica por el impacto visual que generaba continúa otorgando nuevos desenlaces. Roldán certificó que el Código de Edificación posee varias falencias y producto de esto «vamos a cambiar el código».

El intendente fue más preciso: «El Código de Edificación que tenemos está desequilibrado, porque permitimos 9 metros de altura tanto en las bardas como en la costa, entonces claramente hay que modificarlo porque no es lo mismo una construcción frente al mar con todo el impacto que puede causar como lo que puede ser en otros sectores más retirados del mar».

Roldán resaltó que trabajarán junto a concejales y funcionarios con la idea de «modificar las normas para que estas cosas no ocurran». El titular del Ejecutivo acentuó que la construcción está dentro de los parámetros establecidos, aunque no desconoce que este tipo de cimientos y proyectos genera cuestionamientos de los pobladores.

En este contexto, el intendente recién asumido dijo que «estamos en una localidad acostumbrada a edificaciones acordes a lo que es el pueblo, y si hay un edificio frente a la costa es chocante, por eso hay que conservar lo natural del pueblo».

SIN CONSTRUCCIONES FRENTE AL MAR

En forma terminante, el intendente se comprometió a que este tipo de edificaciones en la primera línea del mar no se realicen más. «La idea es no construir más sobre esta línea de la costa, le pondremos todo el peso para que esto no vuelva a suceder».

Sin embargo, para que esto suceda, el intendente necesita el aval del Instituto Autárquico de Colonización (IAC) y de la Provincia para que las 45 héctareas que tiene el Estado chubutense pase a manos del municipio y así poder controlar celosamente las edificaciones en la villa.

«Quiero que las 45 hectáreas que tiene la Provincia sobre el ejido municipal, pasen a ser legislación nuestra, porque si no se la terminan vendiendo a estos grandes inversores que son los que construyen este tipo de edificaciones», disparó Roldán. El intendente también abrió la puerta a otra polémica y aseveró que el gobierno anterior de Martín Buzzi «cedió las tierras frente al mar en forma directa a un sólo empresario ballenero y estas son cosas que duelen».

REUNION CON BATTILANA

El miércoles Battilana acudirá al municipio de Puerto Pirámides para reunirse con Roldán y sus funcionarios con la finalidad de aclarar la situación. No obstante, el conductor político de la localidad recalcó que momentáneamente la obra quedará paralizada hasta que el tema sea aclarado con el empresario, aunque explicó que la obra continuaría porque se encuentra dentro del código.

Fuente: El Chubut