El Concejo Deliberante aprobó la ordenanza para multar a quienes se arrojen del Muelle Piedrabuena al mar en la ciudad, de modo de evitar accidentes en la zona. La aprobación fue unánime y así se intentará poner un límite a una práctica que, para algunas personas, se convirtió en recurrente verano tras verano.

Dardo Petroli, concejal Puerto Madryn explicó a ADNSUR que "la ordenanza prohibe cualquier tipo de actividad, de salto o clavados, salvo que esté expresamente permitida", y agregó que "en caso que se transgreda se aplicarán multas hasta 82 mil pesos con la posibilidad del infractor -y si es menor, sus padres- de optar por realizar servicios comunitarios para la Municipalidad"

El edil remarcó la peligrosidad de la actividad y recordó "el antecedente de un accidente en década de 90 que una persona se lesionó usando un trampolín y eso motivó que todos los trampolines fueran retirados del mar"

"Hoy el puerto es utilizado por un minúsculo sector de la sociedad que se pone en riesgo, por el clavado en sí, por la profundidad que hay en el lugar, pueden lesionarse o ahogarse, por eso Prefectura Naval solicitó la posibilidad de sanción", finalizó.

“En caso que las personas que desplieguen la conducta tipificada sean menores o personas inimputables, el responsable de la infracción en cuanto a su pago será el adulto responsable como padre, tutor o encargado de los menores o personas inimputables”, especifica la ordenanza.